Miniaturas

Antiguamente las labores del campo eran más duras y laboriosas, pues ahora está todo mecanizado. Antes los labradores trabajaban con un par de mulos y un arado y se pasaban todo el día en el campo.

Dura labor el trabajo de la tierra, siempre pendientes del tiempo para poder sembrar, y también para cosechar. En definitiva, para poder subsistir.

Carro tirado por dos caballos del estilo más señorial. Todo a escala, y su funcionamiento es perfecto, tanto por el rodaje de las ruedas como de frenado con el mecanismo que se aprecia en la parte trasera.

Los aparejos de los caballos y mulos son todos de cuero trenzado. Tambien se ha utilizado cadenas y cuerdas para su acabado.

Mulo con carro volquete. Se aprecia en la parte de atrás la zapata o mecanismo que induce al volteo del carro para su descarga. Este, al igual que el anterior está todo a escala.

Este mulo lleva el baste, palabra aragonesa que denomina al aparejo para llevar la carga.

Pendiente

pendiente