Aratorés

Bella y pequeña población altoaragonesa, perteneciente al municipio de Castiello de Jaca y a tan sólo 10 km. de la ciudad de Jaca. Se encuentra a 1020 m. de altitud. Aratorés proviene del latín 'arator-oris' (labradores).

Es un pueblo rico en arquitectura tradicional, destacando sus chimeneas troncocónicas y sus espantabrujas, tan abundantes e imprescindibles en un pasado nada lejano para evitar que entraran las brujas chimenea abajo hasta el interior de las casas.

La iglesia parroquial es del siglo XII, de estilo románico aunque ha sufrido posteriores transformaciones. Lo más destacado y que más turistas atrae es el crismón de la entrada y una inscripción mozárabe.

Característica del pueblo: se dice que es el último lugar de la provincia en ocultarse el sol. Se puede apreciar tan bello espectáculo desde su majestuoso mirador, donde se ve todo el valle del Aragón.

En las fotos se puede apreciar la belleza de la iglesia y del crismón antes citado.